Sobre los desaparecidos en seco.

En EUA se habla de los desaparecidos en acción, en México somos un tanto mamones con los términos, aquí no desaparecen en acción, desaparecen en seco, desaparecen a secas, se desaparecen, los desaparecen, hoy están, mañana no. Hoy llenan un espacio, mañana no. Hoy llegan a dormir, mañana no… ni nunca. Esa persona nunca te hará reír de nuevo, ni dormirá contigo, ni comerá contigo de nuevo, ni festejará nada contigo, no volverás a escuchar su voz ni a ver su sombra.

Tenemos una terrible y por demás reprobable costumbre de acostumbrarnos, nos acostumbramos al IVA, al TUA, al ISR, nos acostumbranos al narco, al terror, al secuestro, al tráfico, al tránsito, a la contaminación, a la pobreza, a la carencia, a la discriminación, a la injusticia, a la ignorancia, a la desinformación y lo más seguro es que nos vamos a terminar acostumbrando a las desapariciones. Todo se nos hace normal al poco. Ya se nos hicieron normales los descabezados, los descuartizados, los demembrados, los colgados, loe secuestrados, todo es normal en México.

Nuestros antepasados sostenían la mentalidad de ignorar el dolor, de reírse del dolor, de asustar a la muerte… ¿lo harían el día de hoy?

No me gusta el término de desaparición forzada, parece dar a entender que la persona se veía en posición de oponer alguna resistencia, como algo que a las autoridades les costara mucho trabajo, ojalá fuera el caso porque entonces no existirían dichas desapariciones, considerando lo ligeritos que son para trabajar nuestros agentes.

Homero Simpson siempre habla del crimen perfecto, las desapariciones son el crimen perfecto. No hay tipo legal, no hay procedimiento que seguir, no hay criterios de la SCJN o TCC, no hay voluntad política ni la sociedad tiene idea del motivo por el que ocurren, ni mucho menos del destino de las víctimas.

Cuando una persona desaparece es cuando existe con mayor fuerza e intensidad que nunca, es cuando más es buscada, querida, solicitada, anhelada, valorada, extrañada y sentida. Es el acto de mayor crueldad, el resquebrajamiento de una familia, de una relación, de un lazo, de una unión. Es una herida abierta por siempre, que siempre sangra, que siempre duele. Es atacar por la espalda, es lastimar a quien no lastimó, es eliminar del mapa a quien no te estorba, es aruinar los sueños de otro a manos de quien no los tiene, pagar bien con mal, vida con muerte, libertad con una jaula.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s