Ayotzinapa.

Hay muchas cosas que decir sobre Ayotzinapa.

La escuela normalista rural de Ayotzinapa se encuentra en el centro de un conflicto ideológico, político, social y económico desde hace al menos 4 décadas, probablemente más. Ayotzinapa es parte de un sistema de escuelas rurales de normalistas, compuesto en un principio por 46 planteles distribuidos por todo el territorio nacional, fundada por Lázaro Cárdenas, tiene un enfoque de carácter socialista, o al menos Cárdenas tuvo esa intención, y ha tratado de mantenerlo a la fecha. La razón es sencilla, este sistema funciona.

Claro, desde un enfoque de progreso, de inclusión, de igualdad, de combate a la ignorancia e impulso a una cultura de respeto a los derechos humanos. Desde ese otro enfoque, el neoliberal, por supuesto que no funciona ni nunca lo hará.

Ayotzinapa, al igual que las demás escuelas del sistema, aunque ya solamente nos quedan 16 escuelas, cumple cabalmente con su propósito educativo y formador, pero no se limita a la educación de libro de texto como quisiera el gobierno, sino que cumple su papel a cabalidad proporcionando a sus alumnos: hospedaje (sí, como las escuelas gringas), alimento, educación laica, no les cobra y encima les paga a los alumnos por asistir, comprometida al 100% con el propósito educativo tal cual lo prevé la constitución política.

Dije como las escuelas gringas, sí pero con una excepción. Las escuelas normalistas rurales como Ayotzinapa no hacen negocio con esto, el servicio se destina a las personas menos favorecidas y no a los ricos, no pagan excesivas y excluyentes colegiaturas, son educados bajo principios estrictamente laicos, científicos, concientizados sobre su realidad y tratados con respeto y con igualdad, tanto hombres como mujeres.

¿A qué gobierno le va a gustar algo así?

Bergoglio y Obama tocaron el tema, ¿sabrán algo de esto?

Esto explica en gran parte los casos de Lucio Cabañas, que salió de Ayotzinapa, los dos normalistas de esa misma escuela asesinados hace 2 o 3 años, caso nunca resuelto ni por resolverse, y los 43 normalistas desaparecidos de esa misma institución. El conflicto va para largo, el gobierno está mostrando todo el músculo que tiene en contra del sistema normalista rural y va por más, no va a parar hasta verlo hundido.

La gente de Ayotzinapa tuvo el terrible atrevimiento de usar el dinero presupuestado para gastarlo en servicios para la comunidad y para los más necesitados, no se la van a perdonar tan fácil.

Por otro lado tenemos el tema de la delincuencia organizada y los recursos naturales en el estado de Guerrero, al gobierno le interesa explotar esos recursos, a la delincuencia organizada le interesa traficar droga y otras actividades ilícitas, bueno eso a ambos, y también ambos están muy interesados en explotar hasta la médula a los campesinos e indígenas, luego ni el gobierno ni el narco, ni las trasnacionales tampoco están interesados en personas que estén conscientes de su realidad, que exijan condiciones de trabajo decentes, salarios suficientes para subsistir, acceso a la información y al sistema de justicia ni mucho menos servicios médicos, en suma, personas que reclamen ser tratadas con respeto y dignidad, trato que se les niega por su condición étnica y su posición social, me da un gusto tremendo ver que la gente ya no se traga el cuento del güero decente y el prieto ignorante, no es así.

Capitalismo vs Socialismo.

No voy a abundar demasiado en este tema por el momento, pero todos tenemos muy claro un conflicto histórico que también se ve reflejado aquí, claramente hay una intención de privatizar el sistema educativo, y también de convertirlo en uno orientado a  educación técnica, nadie tiene absolutamente nada en contra de la educación técnica. Todo lo contrario son las personas que le saben al “Nintendo” y que básicamente tienen este asunto funcionando, además de descubrir e inventar muchas cosas. El adelanto científico y tecnológico es absolutamente crucial para el progreso y bienestar de un país.

Pero resulta soberanamente estúpido, soberanamente pendejo, pretender que TODOS los estudiantes del país van a dedicarse a una misma cosa. O más bien se trata de ir generando la percepción de que las ciencias sociales o bien no tienen una aplicación inmediata o bien son ciencias que poco a poco se van a ir convirtiendo en un lujo para la gente normal. Al alcance solamente de extranjeros o de las élites nacionales, a las que menos les importa esto.

A ningún gobierno actual le interesa tener estudiantes que exijan mejores salarios ni condiciones generales, que busquen realmente competir y no se limiten a ser meros “buenos empleados”, ni tampoco le interesan estudiantes con memoria histórica ni consciencia social, que se manifiesten ni se quejen en lo más mínimo, que exijan derechos ni respeto alguno.

Y por supuesto tampoco se desean estudiantes que protesten ante la incipiente, sino es que operante ya, explotación de los recursos naturales en el estado de Guerrero ni en ningún otro, seguramente sin afectar al medio ambiente porque gobierno y trasnacionales se distinguen tanto por respetar estas cosas.

Por eso la estrategia de terror, para asustar, despoblar, aterrorizar y silenciar, además claro de desviar la atención a otros temas que no afecten el negocio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s