Sobre Ateísmo.

El ateísmo o falta de creencias es un tema muy apasionante y muy polémico. Es un tema que toca sensibilidades y puede generar un debate tremendo.

Primero que nada quiero dejar en claro que lo que expreso aquí es solamente mi punto de vista y bajo ninguna circunstancia pretendo, como se me ha acusado sin fundamento antes, imponerle nada a nadie pero siempre voy a defender mi libertad de expresión al respecto. Muchos creyentes crecieron con la idea de que la libertad de expresarse es para los que creen y que los demás estamos obligados a alguna especie de silencio en forma de respeto, yo respeto la libertad de creencias pero esa misma libertad incluye mi derecho a no tenerlas y aprovecho este espacio para dejarlo plasmado.

Ahora viene la pregunta obligada ¿Por qué no creo en un dios? Porque he visto los efectos de dicha creencia… Son nulos. En el mundo real es el hombre quien resulta responsable de sus acciones y no un ente imaginario que todo lo ve pero que nunca mueve un dedo para arreglar nada.

Resulta igualmente significativo que la sociedad tiemble de terror ante la noción de abandonar la creencia en seres fantásticos en pos de un razonamiento científico, que si da resultados, que causa menos muertes y que en general resulta más noble y persigue intereses menos mezquinos.

A ese respecto he llegado a preguntarme si vivimos en una sociedad que anhela su propia destrucción, es notorio que tengamos una especie de inclinación natural por todo aquello que puede lastimarnos y al mismo tiempo rehuyamos aquellas cosas que representan un bien o una mejora, a veces padeciera incluso evidente.

Otro motivo por el que no puedo creer en dios es su total indiferencia ante los males que nos aquejan, resulta por completo inaceptable que se hable de un ser que supuestamente todo lo ve y al que se le atribuyen poderes ilimitados pero no puede quitarle el hambre a un pobre ser humano, ni mejorar su situación en forma alguna. Todo lo contrario, tenemos un dios que trabaja en favor de las elites y que curiosamente favorece al que por si mismo se favorece, sin importar nunca los derechos ni necesidades de otros, así como tampoco de animales ni medio ambiente.

Es también el dios de la inamovilidad, carente de todo dinamismo, ajeno a toda forma de cambio y de progreso, reaccionario, autoritario, sexista, siempre presto a castigar y a dar muerte.

También es el amo de la incongruencia porque pide amor y miedo al mismo tiempo. A este respecto destaca lo poco que les importa a sus seguidores el medio ambiente, al tiempo que le atribuyen su creación a ese mismo dios al que dicen seguir, a lo que igualmente se sigue la pregunta de por qué ese dios iba a querer conservar a personas que no valoran lo que hace. Sin duda es el dios de la incongruencia.

Es igualmente el dios de la concentración de riqueza, de bienes y servicios, de opiniones y derechos, de elegidos y privilegiados, contrario a toda forma de justicia social y de equidad.

Es también el dios de la ignorancia, incluso ni siquiera le importa que sus propios creyentes y seguidores no conozcan ni lo que dice su libro, y se pongan a defender algo que desconocen de plano sin tener la menor idea de lo que está escrito ahí, siempre distinguiéndose por su completa ignorancia al respecto.

¿Qué tiene de bueno ser “cristiano”, “catolico”, “creyente”?

Si se busca el significado de cristianismo o de catolicismo en cualquier diccionario, incluso bíblico, no se encuentra por ninguna parte que dichos términos aludan a ninguna virtud, nobleza, inteligencia, buenos sentimientos, sentido de justicia, de equidad, generosidad o siquiera sentido común. Ser creyente únicamente significa que crees o que profesas alguna fe religiosa pero nada más. Es notorio como muchas personas creen que son mejores ciudadanos o que merecen mayor respeto que otros por su calidad de creyentes, pero realmente y jurídicamente carece de valor.

Luego uno lee el antiguo testamento y lo que aparece son muertes, guerras sin sentido, sexismo a lo que da, más muertes, los santos varones del señor una bola de tramposos y de mentirosos y embusteros. Pecadores y mujeriegos como pocos. El sistema de creencias más conservador que existe y tiene como modelos a los peores seres humanos que hay o ha habido, pero sus creyentes ni idea.

En esa parte dios ordena que si tus hijos no son obedientes se los lleves a un sacerdote para que el trate de corregirlos, si el fracasa (aunque el libro trata de no culparlo por ello), tus hijos deberán ser lapidados (apedreados) hasta morir por el pueblo. Si dios no cambia y es más sabio e inteligente que nosotros, ¿Por qué no se practica esto? También ahí dice que si un hombre es llamado por el sacerdote a la oración y no acude, su casa deberá ser quemada con el adentro, no recuerdo si con su familia también o no, pero de cualquier manera salen perjudicados, esto infunde terror pero por supuesto él esta más que solicito para condenarlos a pasar la eternidad en el infierno por no amarlo debidamente, tal y como él los amó.

En el nuevo testamento todos ardemos por toda la eternidad. No hace falta decir más.

Y no hablemos de sexualidad.

Otro aspecto raro es la compulsiva, enfermiza y patológica obsesión en las alturas por el comportamiento sexual de sus feligreses, las desigualdades sociales y económicas no parecen tener mucha importancia, la total falta de sentido común ni la falta del menor sentido de razón, justicia ni equidad. En cambio resulta absolutamente trascendental que te masturbes, que tengas sexo antes del matrimonio, que tengas sexo con gente de tu mismo sexo, que tengas sexo por placer, esas son faltas inexcusables y absolutamente determinantes sobre la vida después de la muerte. Aunque con la excepcion aparente de tener sexo con niños, eso no parece molestarle mucho. Tener muchas mujeres tampoco es mal visto por el señor, siempre que sean del sexo opuesto y no estés casado con ninguna, el tema de las orgías no parece incomodarle realmente, mientras sean de carácter heterosexual y sean llevadas a cabo por alguien de las élites, a los pobres los fulmina sin más por tirar el semen al suelo.

Por cuanto hace a los logros de la religión estos prácticamente se reducen a servir medianamente de consuelo a algunas pocas personas en ciertos momentos de dolor, como es la pérdida de un ser querido, mismo que encomiendan a los brazos del señor. Fuera de ello podemos ver en pasado y presente toda clase de efectos nocivos, desde gente que no se atiende cuando esta enferma, hasta los que de plano mueren por enfermedad o son o han sido asesinados por no profesar una creencia ridícula en un ser que no existe, o que por lo menos no nos considera tan importantes para mostrarse, por no mencionar todas los formas de control político y económico que ha representado realmente.

En fin que la biblia es interesante como literatura, aunque poco original porque sabemos que son historias plagiadas de otras culturas, algunas falencias lógicas (se le da), y aunque le faltan dinosaurios, cavernícolas y pinturas rupestres… pero bueno esas cosas pertenecen al mundo real y no tendrían por qué figurar en una obra literaria.

La parte de los dos osos que matan a 42 niños por burlarse de un viejo ezquizofrénico, digo un profeta del señor, es cuando menos escalofriante.

Eso sería todo por el momento, esta entrada la hice como en 3 viajes del trabajo a mi casa con el celular y era lo que me salía de momento, además de un par de ediciones menores posteriores a la publicación, tengo muchos temas más que me gustaría abordar aquí pero si no no acabo nunca, y falta mucho que decir, pero lo iremos metiendo en otros temas, según surja alguna relación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s